Versiones confusas del acalorado levantamiento de mesa de diálogo con jóvenes en Cali

Hacia el mediodía de hoy, un día después de que las autoridades nacionales y locales atendieran el llamado de los jóvenes manifestantes de Cali y se sentaran en la mesa para dar inicio al diálogo y a la negociación, de manera repentina el ambiente se puso tenso ante el supuesto hecho de que la Policía y el Esmad estaban atacando a quienes permanecían en los puntos de concentración, y los representantes de la Unión de Resistencias Cali, URC, decidieron levantarse de la mesa. 

Mientras en un lado del coliseo la comunidad le reclamaba a gritos al alcalde Ospina por haber enviado a los uniformados a atacarlos en los diferentes puntos, y lo acusaban de asesino, del otro lado el secretario de Gobierno, Jesús González; la directora del ICBF, Lina Arbeláez; y el propio alcalde les pedían la ubicación exacta de los puntos donde se estaban dando los hechos e intentaban desmentir la situación. Sin embargo, los ánimos se caldearon aún más y entre una turba de gente el primer mandatario caleño decidió abandonar el lugar.

En un video captado por las cámaras del noticiero CM& se logra ver cómo algunos de los funcionarios y personas de otras organizaciones que hacen parte de la mesa de negociación corrían hacia sus vehículos, mientras un grupo de personas con sus cabezas cubiertas atacaban a una de las camionetas que se disponía a salir del lugar. 

El ministro del Interior, Daniel Palacios, quien estuvo presente en la mesa de negociación lamentó lo sucedido y expresó la disposición del Gobierno Nacional de continuar con los espacios de diálogo y concertación. 

“Tuvimos la oportunidad de tener hoy una reunión para buscar puntos de encuentro para poder avanzar, pero lamentablemente tenemos que decir que todavía hay mucha desinformación sobre intervenciones por parte de la Fuerza Pública que no estaban ocurriendo en la ciudad de Cali. Lamentamos esa situación de desinformación, pero continuaremos como Gobierno trabajando en construir esos puentes de comunicación para poder escuchar a los jóvenes y a través del diálogo poder llegar a soluciones y concertaciones claras”, expresó el ministro Palacios. 

Versiones confusas

Según los reclamos airados de algunos de los jóvenes que estaban en la negociación, los ataques de la Fuerza Pública contra la población civil se dieron en sectores como la Luna y el puente de los Mil Días. 

De acuerdo con una denuncia hecha por la concejal Ana Erazo, quien compartió una transmisión en vivo a través de la red social Facebook, en el puente de los Mil Días, en el oriente de la ciudad, un grupo de policías llegaron al lugar para desbloquearlo, porque al parecer habrían recibido denuncias de que en ese punto se estaban haciendo cobros extorsivos a los ciudadanos que transitaban por el lugar. La concejal Erazo calificó los actos como un “hostigamiento de la Fuerza Pública” mientras en el video se percibe a los uniformados conversando con los vecinos y las personas que bloqueaban el sector.

Diana Castro, una caleña que reside muy cerca del sector de la Luna, y quien pidió que no se revelara su verdadera identidad, le confirmó a CALI 24 HORAS que hasta la 1:00 p. m. no había escuchado ningún tipo de enfrentamiento o revuelta en la zona y que por el contrario todo permanecía muy tranquilo.

Hasta el cierre de esta edición no se había conocido ningún material de video que confirmara los ataques de policías y uniformados del Esmad hacia los manifestantes en dichos puntos, y ante algunas transmisiones en vivo que estuvieron rotando en las redes sociales.

Alfredo Mondragón, un líder sindical que ha sido protagonista en este paro nacional, denunció en sus redes sociales que él era quien habría grabado dicho video, pero durante los primeros días de movilizaciones, y que al parecer personas inescrupulosas estarían transmitiendo de nuevo el video como si estuviera sucediendo en tiempo real. 

Estos hechos se dan luego de que la ciudad hubiera permanecido en calma durante los últimos dos días y de que los jóvenes se hubieran negado a sentarse a la mesa ayer debido a la falta de representación de los gobiernos nacional y local. 

“Desafortunadamente hoy no se pudo, pero seguiremos insistiendo en el diálogo como herramienta, en la voluntad de vida como expresión sin estigmas, sin señalamientos y todos juntos para construir una sociedad mejor”, dijo el alcalde Jorge Iván Ospina. 

La URC no se ha pronunciado de manera formal ante lo sucedido en la tarde de hoy. 

Todavía hay bloqueos

Aunque la ciudad amaneció con la mayoría de los puntos habilitados, en el transcurso del día y tras el incidente que se presentó en el coliseo María Isabel Urrutia volvieron los bloqueos en todas las zonas.

Hasta las 4:00 p. m. en 22 puntos permanecían las concentraciones de manifestantes, con bloqueos intermitentes en la portada al mar y el ancla, en el oeste; y con algunos disturbios en la loma de la Cruz. El puente de Juanchito, que fue despejado voluntariamente anoche porque los jóvenes que permanecían en la zona decidieron abandonar el espacio para “continuar la lucha a través del diálogo”, continuó habilitado.

Enfrentamientos en Buga

Una semana después de que Palo Blanco y Aures, dos barrios de Buga, fueran escenario de enfrentamientos entre el Esmad y los ciudadanos, de nuevo el municipio vuelve a ser noticia por la alteración del orden público que se vivió cuando uniformados de la Policía, soldados y miembros del Esmad llegaron hasta la vía Panamericana e intentaron desbloquear la vía. Muchos ciudadanos y algunos adultos mayores se vieron afectados por los gases lacrimógenos en medio de la situación.

Leave a Comment